Síguenos en:

La Guardia Civil alerta sobre publicidad en revistas no vinculadas a la institución


La única publicación oficial y profesional que tiene la Benemérita se llama 'Guardia Civil'


26/01/2015. La Guardia Civil de Zamora ha tenido conocimiento a través de la colaboración ciudadana, de que personas ajenas a la Institución, ofrecen espacios de publicidad en boletines vinculados con la Guardia Civil.

 

La publicidad fraudulenta en revistas de temática relacionada con la Guardia Civil, creadas en muchos casos con la única finalidad de insertar anuncios, es un problema ya de muchos años, que afecta a gran cantidad de personas de buena fe que, creyendo hacer un bien para colegios de huérfanos, hermandades, mutuas, fundaciones, etc. y debidamente "manipuladas" por publicistas, contratan la inserción de anuncios creyendo que con ellos ayudan a la Guardia Civil, según informan fuentes de la institución.

 

Añaden que la única revista oficial y profesional de la institución se llama 'Guardia Civil. Otras revistas pueden incluir en sus portadas la palabra Guardia Civil y en su contenido gran profusión de fotografías de guardias civiles en todas sus especialidades y numerosos emblemas y logotipos alusivos a esta institución, lo que induce a confusión.

 

Aunque estas revistas están generalmente autorizadas e inscritas en el Ministerio del Interior, son administradas y dirigidas por entidades particulares sin vinculación alguna con la revista oficial.

 

" En ocasiones se han empleado métodos agresivos y poco ortodoxos para captar anuncios de publicidad, actitud que no se corresponde con nuestra forma de proceder", añaden las mismas fuentes.

 

En estos casos, la Guardia Civil recomienda denunciarlo en el cuartel más cercano.

Submit to FacebookSubmit to Twitter

Comentarios   

 
0 #1 Manolo Madrid 27-01-2015 01:51
El que no corre vuela. Hay tantas cosas que investigar: las ofertas de trabajo en las farolas y paredes, los tickets de cajas registradoras sin ticket, los precios de comestibles que no están en el mostrador ni en el escaparate, el precio de los churros en las casetas ambulantes que no se ven por ningún lado aunque venga Serlock Holmes a buscarlos, los anuncios políticos de bajada de impuestos a los pensionistas, las amnistías fiscales que no se quieren decir y las listas que no se quieren enseñar y más y más y más y mucho más, tralarí tralará, pasimisí pasimisá. Pero con tanta raza mezclada: suevos, alanos, vándalos, celtas, romanos, árabes, fenicios, algún alienígena, falsos crillas y la madre que les parió a todos... ¿qué esperan que salga de este revoltijo cromosómico? Y encima aparecen los rumanos, los africanos, etc.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Lunes, 26 de Junio de 2017