Síguenos en:

Toda la verdad… ¿y nada más que la verdad?

 

23/06/2014. Ni mucho menos uno pretende que este titular parezca tan serio y solemne como si estuviésemos en terminología jurídica, estando en un tribunal, ó en una sala judicial. Eso es otra cosa. Me quedo dentro del mundo del fútbol, y expongo toda una reflexión pública; si estuviese delante de un micrófono de radio (¡qué tiempos¡), diría que se trata de una reflexión en voz alta...

 

Las redes sociales y la opinión pública en Zamora están recogiendo en las últimas fechas (días, semanas....) diversos avatares relacionados con el Zamora CF. Se han levantado un gran número de comentarios (en las mencionadas redes sociales, en la calle, en la barra de un bar, etc.) en casos como, por ejemplo, el de Jorge Hernández. El jugador de la cantera que denunció al club en concepto de deudas atrasadas diversas, dejémoslo así...

 

He podido comprobar que esos comentarios son de todo tipo y tienen multitud de interpretaciones/valoraciones. Los hay que critican, ásperamente, al futbolista y a su entorno. También quien recrimina a la directiva ciertas pautas de comportamiento. Bien...desde que saltó el asunto a la luz he podido comprobar y conocer las motivaciones y las causas por las que cada una de las partes ha tomado su respectiva postura. La del futbolista, a través de otras fuentes que nada tienen que ver con los suyos.

 

La posición del Zamora CF se ha conocido a través de la opinión y datos aportados, por ejemplo, por el presidente, Segismundo Ferrero, en comparecencias públicas varias (presentación de jugadores, en televisión, etc.) Así mismo, vía comunicado oficial hecho público hace algunos días. En los medios de comunicación se ha recogido todo ello. Incluso entró en juego la figura del representante del jugador.

 

A TENOR DE TODO ELLO, a mí me parece que no han salido a la luz pública todos los datos del asunto. Hay un dato que no ha trascendido, que a mí me parece fundamental y clave. Antes les pongo en antecedentes: Jorge Hernández, al igual que otros jugadores, percibía hasta final de temporada una cantidad X, en la que ya iba englobada, de un modo proporcional ó gradual, lo que se le adeudaba de campañas anteriores. Hasta ahí todo normal. Les puedo garantizar que no eran ni números muy altos ni cantidades desorbitadas.

 

Según ha llegado hasta mi conocimiento, cuando a la conclusión de la última liga al futbolista se le hizo llegar la oferta de la directiva para que continuase (porque deportivamente interesaba, y mucho), se encontró con la sorpresa que sus emolumentos pretendían reducírselos más ó menos a la mitad...Si ya percibes una cantidad más bien aseadita, y quieren dejártela en la mitad, ¿qué pensaría cualquiera de ustedes en esa situación? Yo lo tengo clarísimo...

 

De ahí el encabezamiento de esta columna, porque me parece que no se han puesto en la palestra todos los ingredientes que tiene esta coctelera. Ah, y las redes sociales también han expuesto, en las últimas horas, la salida de otro jugador, Javi Ramos, que incluso ya parece que se ha despedido, al parecer porque tampoco estaba conforma con lo que se le había ofertado.

L.F.

 

*Artículos anteriores

- Aventuras y desventuras en multicolor

- Lo mismo que hace 22 años

- Karabatic y cia en el Angel Nieto

- Esperando acontecimientos

-Tiempo de silencio, tiempo de expectativas

- Autoreflexiones al pasar el tiempo

- El Mundial lo tapa todo... o casi todo

- Brasil 2014 hasta por los ojos

Submit to FacebookSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar