Síguenos en:

PURA, DURA Y CRUDA: LA REALIDAD

 

23/10/2014. El balonmano en Zamora, y más en concreto su primer equipo representativo, está viviendo la temporada más gloriosa de su corta historia. Cuando hace poco más de cinco meses se lograba dar el salto, inesperado y sin red, a la élite, a la Liga Asobal, más de un españolito se llevó las manos a la cabeza; me atrevería a decir también que incluso en la misma Zamora se dio tal circunstancia.

Bajo mi punto de vista, el gran mérito de las gentes que integran el MMT-SEGUROS, que es como se le conoce al equipo, es no "habérselo creído": Desde el presidente hasta el último jugador, pasando por todos los que integran los distintos departamentos del club, NO HE VISTO a ninguno, a nadie, con el pecho inflado y presumiendo de tal gesta. Desde ese ángulo de análisis, bien harían otros personajes de nuestra ciudad en imitar tal comportamiento y no pensar que por haber llegado a un punto X, ya se mira a los demás desde más allá del hombro y se piensa que se está por encima del bien y del mal.

Pues eso. Que llegan a la élite...mantienen el mismo bloque del ascenso, con un solo refuerzo, y con sus limitaciones y sus condicionantes se plantan ahí. Y encima tienen un arranque tan espectacular como inesperado. Me parece que nadie, en el mundillo deportivo zamorano en general y del balonmano en particular, pronosticaría que casi cubierto un cuarto del campeonato, los pistachos iban a tener a buen recaudo en su zurrón siete puntos; tres victorias y un empate no entraba ni en los cálculos más optimistas; siempre que se tengan dos dedos de frente y no se deje uno guiar por las euforias hertzianas.

Ocurre que ahora llegan dos reveses consecutivos. Que la lógica de la realidad empieza a asomar la patita por debajo de cada encuentro. Y que la realidad parece que se va a ir imponiendo, poco a poco. Contumaz, dura, tal como es. La situación que en líneas generales se esperaba. Lo previsto. El peaje de la fuerza física, ó más bien la corpulencia y la constitución física de las plantillas, se puede estar empezando a pagar.

La Copa del Rey, eso sí, con la victoria en La Roca del Vallés, ha servido un poco como bálsamo a esta situación, y los ánimos que ha infundido al grupo el saber que están en Octavos de final de la Copa resulta todo un aliciente. El partido en Barcelona ha tenido de todo, hasta un retraso sobre su hora de comienzo, pero el marcador final de 25-31 seguro que va a dar alas a los pistachos en su actual singladura.

Para completar el círculo, el sábado, apenas llegados del viaje a Barcelona, palizón de viaje hasta Huesca, y allí igualmente va a ser duro, crudo y complicado ganar. Competir, los chicos de Eduardo García Valiente, van a competir, eso seguro. Ya veremos a ver cómo ruedan las cosas antes del primer parón de quince días en la competición, que va a venir bien, de eso no tengan duda.

Y, ¿saben una cosa?: ¡Que nos quiten lo bailao a los zamoranos¡. Que por muy dura y cruda que sea la pura realidad del balonmano nacional actualmente, el MMT-SEGUROS puede presumir muy alto de llevar, con honor, el nombre de Zamora por toda España. Que encima no deben un duro a nadie. Que saben mantener el "buen rollo", tanto en la pista el equipo como la afición en las gradas. Y que esta experiencia sólo puede tener tintes de experiencia super positiva. Ah, y a ver si es posible que desde el estamento arbitral se tenga la misma consideración al entusiasta cuadro zamorano como a los tanques rivales a los que se enfrentan; y no nos vale que se nos diga que "hay un delegado de Asobal en la mesa, así que ellos verán lo que hacen". No. Ese es un aspecto también a tener muy en cuenta en esta dinámica que afecta al balonmano en la actualidad.

L.F.

 

*Artículos anteriores

 

- ¡QUE VEINTE AÑOS NO ES NADA...!

- ¿Belleza sin alma?

- Más conchas que un galápago

- El fútbol no tiene memoria

Submit to FacebookSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar