Síguenos en:

El fútbol no tiene memoria

 

07/10/2014. "El fútbol no tiene memoria". Esta frase, pronunciada por uno de los grandes mitos de toda la historia del Zamora CF hace algunos años, cada vez se muestra más certera, cada vez se antoja más atinada y cada día que pasa va creciendo en su verdad y en su acierto. Estoy convencido que eso se consolida más como autenticidad y como una realidad recalcitrante y contumaz, sin que a más de uno le importe demasiado.

 

El, que en la actualidad cuenta 62 años, me lo dijo por otros motivos. Una de las causas que motivaron la aparición del libro de los "40 años de historia del Zamora CF : 1968-2008" fue también esa. Exponer ante todo el mundo, pese a que algunos se crean que han descubierto América y que son el ombligo de la tierra, de dónde venimos (me refiero al club), lo que hemos pasado y hacia dónde podemos ir. O hacia dónde podíamos ir en 2008, que fue cuando se cerró la obra. Eso sí, dudo bastante (no se puede afirmar nada con rotundidad en esta vida) que vaya a haber un apéndice con motivo de las bodas de oro, los 50 años, que están ya a sólo cuatro años vista.

 

Les cuento todo esto porque en los últimos días me he sentido triste y decepcionado tras la desaparición de uno de los fundadores, y a la sazón el primer presidente, que tuvo la entidad entre el otoño de 1968 y el final de la primavera de 1969. Claro que en esta ciudad ya no me extraña absolutamente nada. Me estoy refiriendo, por supuesto, a Don Germán Díez Costa. Coloco lo de "Don" porque una vez que le traté más en profundidad (allá por 2007), me demostró la clase de personas que era, por una parte, y por otra, el especial sentimiento de cariño y apego que le tenía a su Zamora CF. Oírle hablar con dos cafés de por medio fue toda una delicia...

 

El jueves de la pasada nos dejó definitivamente, estaba cerca de cumplir 87 años, y los hechos que se desarrollaron a partir de entonces no me han parecido correctos. ¿Alguien ha creído que con un minuto de silencio, previo al partido con el Lealtad, fue suficiente?. Rotundamente NO. ¿Dónde quedó el detalle de saltar con brazaletes negros al campo?, sin ir más lejos. Eché a faltar, por ejemplo, se me ocurre, alguna declaración oficial ó institucional. No sé, algo distinto a lo raquítica que se vio la cosa en el Ruta. Sinceramente, creo que ALGO MAS bien se podía haber hecho por uno de los socios fundadores del club y su primer presidente.

 

El sepelio fue otra muestra del escaso acompañamiento que tuvo el primer presidente del club en su último viaje. Se pueden contar con los dedos de las dos manos los personajes del fútbol zamorano que estuvieron allí. Escaso, desde luego, y pobre, muy pobre, la sensación que algunos nos hemos llevado. Y no puedo seguir adelante sin dejar constancia de mi mal estar y lo mal que quedó alguien que nunca mereció llevar la camiseta rojiblanca: ¿alguno de ustedes se fijó, cuando estaba produciéndose el minuto de silencio, en cómo estaban los protagonistas en el terreno de juego?. Todos, los 25, incluidos los árbitros, en su sitio. Todos.....¡menos uno!. Un impresentable, del que no deseo ni recordar su nombre, que fue esquirol en Salamanca hace unos años, se pasó ese minuto de silencio estirando y moviendo las piernas. Si no tuvo respeto entonces por el nombre de Zamora, lo va a tener ahora, que han pasado unos añitos.

 

Pues eso. Que hay que tener memoria, recordar lo que fueron las cosas, tener en cuenta y valorar en su justa medida a los que pusieron este invento en marcha. Tras la desaparición de Germán Díez Costa, únicamente quedan ya tres de los fundadores entre nosotros: José Luis Cepeda Morales, José López Mateos y José Martín Pedrero, todos ellos ya cerca de ser nonagenarios. Hay muchas personas en la ciudad, en la afición rojiblanca, que sí que lo tienen presente, lo tienen muy en cuenta. Pero.....ese respaldo debería ser mucho más amplio y rotundo, y tener parecida repercusión a la de otras, permítaseme la expresión, "frikadas", como estamos viendo en los últimos tiempos.

L.F.

 

*Artículos anteriores

 

- ¡QUE VEINTE AÑOS NO ES NADA...!

- ¿Belleza sin alma?

- Más conchas que un galápago

Submit to FacebookSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar