Síguenos en:

Agustín Villar, in memoriam

 

06/08/2014. He de reconocer que hablé con él bastante menos de lo que me hubiese gustado; cuando coincidimos, eso sí, a uno le dejó la estela de bonhomía, de pausa, de sensatez, en definitiva de esas personas que calan hondo y dejan su impronta para siempre; para toda la eternidad.....rojiblanca. Desgrano estas líneas en el PC el mismo día y con pocas horas de margen en el momento de su homenaje; más que merecido y reconocimiento generalizado de tres de los cuatro equipos que defendió en su carrera deportiva, salvando las etapas de crecimiento en la cantera.

 

Poco más de un año ha pasado desde que nos dejó su cuerpo y su persona, pero su espíritu permanece tan latente como el primer día. No en tanto en cuanto, estrictamente, por cuestiones deportivas, si no por todo lo que significó, significa y significará; porque su rastro, bajo mi punto de vista, resultará imperecedero. Ah, y en lo futbolístico tampoco desmereció nada de los grandes cracks que han pasado por la historia del club.

 

En este 6 de Agosto amigos, compañeros, aficionados, el fútbol en general (y particularmente el de Castilla y León) se juntan para rendir ese recuerdo especial a un hombre, Agustín Villar, que en la flor de la vida (rozando los 30 años) una maldita enfermedad decidió llevárselo por delante. Me pongo en la piel en esta jornada de su padre, de toda su familia, de su novia, de todos sus allegados, y sólo de pensarlo se me ponen los pelos como escarpias.

 

He comprobado en este mismo día las impresiones hechas públicas por uno de sus múltiples amigos, jugador de élite, en Primera División; el salmantino Oscar, de la plantilla del primer equipo del Real Valladolid, presente en el Ruta de la Plata. Uno más, sólo es un ejemplo. El compartió con Agustín horas y horas de entrenamiento, de partidos, de vivencias futbolísticas (incluso en la misma residencia). Bueno, eso...sólo es una muestra de lo mucho que dejó el de Peleagonzalo tras de sí.

 

Por eso el reconocimiento y el homenaje del fútbol de este día es más que justo, merecido, lógico....y pónganle ustedes todos los calificativos similares que deseen. Es lo suyo. Lo que hay. Y olvidémonos, eso sí, de otras zarandajas y cuestiones más banales, como por ejemplo lo de poner el nombre al estadio y cambiar el de Ruta de la Plata por el de Agustín Villar. No es que no se lo mereciese, no. Pero en un contexto histórico del Zamora CF, a la vuelta de un tiempo podría quedar desfasado, ¿o no? Agustín forma parte, por derecho propio, de la historia del club; correcto. Pero al igual que otros muchos personajes, que nadie lo olvide. Esa es mi humilde opinión, sin altavoces provinciales, y poniendo por delante, repito, que lo del homenaje que Zamora CF, Guijuelo y Real Valladolid rinden a Agustín Villar, In Memoriam, es lo más justo y merecido que uno ha presenciado en mucho, mucho tiempo.

L.F.

 

*Artículos anteriores

 

- Toda la verdad... ¿y nada más que la verdad?

Submit to FacebookSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar